Manejar y la EA. Tips para conductores

Decir que conducir con EA puede ser una experiencia incómoda, es probablemente una subestimación enorme para muchos que leen este texto. Ya sea el dolor al entrar o salir del coche, girar la cabeza para usar los espejos o (lo peor de todo) tener que girar para dar reversa, incluso conducir distancias cortas puede ser extenuante y agotador para las personas con EA. Para viajes más largos, la situación puede ser aún peor - o simplemente no ser posible en absoluto para algunas personas.

Estos anuncios, reúnen algunas verificaciones y consejos para ayudar a hacer llegar de la A a la Z lo más cómodo - y seguro - como puede posiblemente ser.

Antes de ponerse en marcha

Al igual que lo es para los días de no conducción, estar en forma y saludable como sea posible antes de entrar en el coche es la mejor preparación que se puede hacer para el viaje que está por comenzar. 1 El ejercicio regular y mantener un peso saludable son las mejores maneras para hacer de su EA (y por lo tanto el manejar) algo lo más confortablemente posible.1,2 Otro consejo fácil es asegurarse de que está bien hidratado y que ha comido bien - por lo que no añada hambre o sed a la lista de problemas relacionados con la EA.

Es importante que usted esté legalmente autorizado para conducir. En algunos países,3 si la EA deteriora su capacidad para conducir es necesario que las autoridades lo sepan antes de que pueda seguir adelante, así que chequee lo que hay que hacer antes de colocarse al volante.

La mejor manera de evitar la incomodidad de conducir es no conducir en absoluto. Aunque el transporte público viene con su propio conjunto de problemas logísticos, estar en un tren o en un autobús le da el lujo de levantarse y moverse a intervalos regulares. Dependiendo de donde usted vive, también hay servicios carro compartido,4 donde puede tomar la ruta con otras personas que conducirán para usted por un módico precio.

Personalice su viaje

Una posición de conducción cómoda es clave para mantenerse cómodo, así que ajuste su asiento, espejos y volante (si es posible) y asegúrese de que no hay nada en los bolsillos traseros: lo que es incómodo cuando va sacar algo ya que empieza a doler bastante rápido.

Colocar el apoyacabezas en la posición correcta es muy importante también - incluso una colisión suave desde atrás puede ser una agonía para las personas con EA, por lo que asegúrese de que su cuello y cabeza tengan un soporte.

Si usted está sintiendo que al girar la cabeza esta está realmente dura (y que si inclina la cabeza y la espalda al dar marcha atrás es aún peor) adapte un espejo panorámico por encima de su espejo principal actual – lo que ofrece una visión mucho más amplia y da alivio a su cuello. Retrovisores sin ángulo muerto también ayudan a aumentar la vista de uno y otro lado y detrás de su vehículo, lo que ayuda a mantener la necesidad de girar la cabeza a un mínimo.

El camino por delante

Planifique su ruta cuidadosamente antes de salir: para viajes cortos, use buscadores de ruta para encontrar las rutas más rápidas y libres de tráfico, para minimizar el tiempo, haga viajes de parada y arranque. Para las nuevas rutas, utilizar Google Earth para que se pueda prescindir de caminos con reductores de velocidad y otros obstáculos dolorosos.

Para viajes más largos, utilice un navegador vía satélite para planificar paradas para descansos regulares. Un descanso de cinco minutos - para descansar, cambiar de posición y estirar - cada hora es un buen plan. El trazado de los POI (puntos de interés) como zonas de picnic, estaciones de servicio o lugares de belleza locales en el navegador vía satélite ayuda a romper la monotonía del viaje en formas que son un poco más agradables y más seguras que simplemente andar en las rutas principales.

Yendo a la distancia

Para esos viajes largos más desalentadores, planifique con comida, bebida y con el control del dolor. Asegúrese de que, si usted está tomando analgésicos fuertes, no se tome una dosis que cause somnolencia o (dependiendo del país que usted vive) que viole cualquier "Ley de conducción.5

Como siempre, el uso de calor para hacer frente a la rigidez y frío para tratar la inflamación es una buena técnica, alternando caliente y frío (pero recordando no poner calor en una articulación inflamada). Paquetes de calor reutilizables y compresas frías son un gran elemento para colocar en la parte baja de la espalda (o para poner en otras articulaciones adoloridas) durante viajes más largos. Si se lo puede permitir, incluso hay envolturas de calor eléctricas que se pueden comprar, que son alimentadas desde el encendedor del coche.

Producido por el equipo editorial de EstavidaconEA.com.

1. Durcan L et al. J Rheumatol 2012; 39(12):2310–2314.
2. O’Dwyer T et al. Rheumatol Int 2014; 34(7): 887–902.
3. 3. UK government advice on driving with AS https://www.gov.uk/ankylosing-spondylitis-and-driving. Last accessed June 2015. 4. Liftshare.com home page https://carshare.liftshare.com/ Last accessed June 2015.
5. Article on drug driving from Think! – a UK government road safety initiative http://think.direct.gov.uk/drug-driving.html Last accessed June 2015.

GLDEIM/RHEUM/0012

App destacada: Paleo (io)

Ejercicio y EA. Tips y trucos fáciles

Encuentre Apoyo

Asuma la EA con un ejército detrás suyo. Los grupos de apoyo a pacientes están ahí para celebrar con usted los buenos momentos y ayudarlo a levantarse de los malos. Ellos también son lugares grandiosos para obtener un consejo práctico sobre vivir con EA.

Ver más